La importancia de la estimulación cognitiva a lo largo de la vida

 In Formación, Servicios
Compartenos

Estimulación cognitiva, participación social, autonomía, alimentación, ejercicio, ocio… éstos y otros aspectos de vivencia y desarrollo, a lo largo de todo el ciclo vital, son factores de preparación para una vejez activa y de calidad en personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín.

Por este motivo, desde el grupo de familias de Down León –Amidown- terminamos el año con un taller sobre la estimulación cognitiva y su importancia a lo largo del todo el ciclo vital; para comenzar el año, reflexionando sobre la vejez, como una etapa en la vida de personas con síndrome de Down y discapacidad afín, que presenta retos importantes a afrontar por la familia y por la persona en sí misma.

 

 

Las actividades realizadas en atención temprana, están diseñadas para desarrollar la psicomotricidad infantil, así como las habilidades cognitivas, independencia y otros aspectos de la vida del niño, niña o bebé, en edades comprendidas entre 0 y 6 años. Ahora bien, ¿qué ocurre con el resto de etapas evolutivas de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín? ¿qué papel juega la estimulación cognitiva en su desarrollo durante la adolescencia, edad adulta y vejez?

Entendemos la estimulación cognitiva como el conjunto de acciones que se dirigen a mantener o mejorar el funcionamiento cognitivo mediante ejercicios de memoria, percepción, atención, lenguaje, funciones ejecutivas (solución de problemas, planificación, autocontrol emocional,…).

Gracias a esta estimulación se van creando “caminos en el cerebro”. Recorrer estos caminos, practicando ejercicios de estimulación, va a permitir reforzar su correcto funcionamiento y mantener un actividad óptima durante el mayor tiempo posible.

Hemos visto, por tanto, que es muy importante aprovechar los momentos iniciales en el desarrollo de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, a través de la atención temprana. Pero, de igual importancia, es continuar creando y recorriendo estos “caminos cerebrales” a lo largo de toda la vida.

No podemos dejar de lado el proceso de envejecimiento normativo que vivimos todas las personas, conforme vamos avanzando en edad. En la población con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, esta etapa de la vida cobra mayor relevancia, ya que envejecen de la misma manera que le resto de personas, sumando sus características particulares, como son el envejecimiento precoz y el deterioro cognitivo asociado a la edad.

 

 

Practicar la estimulación cognitiva, y mantener un itinerario de vida activo en todas sus esferas (personal, familiar, laboral, social, afectiva…) construye y refuerza estructuras o caminos cerebrales, que van a dotar a la persona, de mayores recursos para abordar los cambios que hay que afrontar en el envejecimiento.

De esta manera, intervenimos a través de la anticipación y la prevención, en la aparición del deterioro cognitivo asociado a la edad, y otros procesos asociados con el envejecimiento en personas con síndrome de Down, como la enfermedad de Alzhéimer.

Las TICs nos ofrecen una oportunidad dinámica y creativa para ejercitar funciones muy concretas.

Desde la Asociación, utilizamos una plataforma online: NeuronUP, como herramienta de entrenamiento cerebral. Durante el taller, tuvimos la oportunidad de conocer, a través de la práctica, diferentes ejercicios. De esta manera, además, pudimos observar el especial papel que desempeñan las interacciones sociales, no solo en la estimulación cognitiva, sino también en, por ejemplo: el desarrollo de una autoestima adecuada, ofreciendo un refuerzo positivo ante un logro; el desarrollo de la autoeficacia; la oportunidad para experimentar emociones; y un largo etcétera de posibilidades.

El entorno en el que mayor tiempo pasan las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual, es la familia.

Por tanto, presentamos diferentes estrategias para realizar actividades de estimulación en la familia, aprovechando diferentes medios.

 

 

Padres y madres son, sois los arquitectos en el diseño del itinerario de vida de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, como guías, para que ellos y ellas logren ser auténticos protagonistas de sus vidas. En el día a día del contexto familiar, existen numerosas oportunidades para ejercitar diferentes procesos cognitivos, que junto a la participación social y un estilo de vida activo, van a permitir construir y ejercitar estos “caminos cerebrales” tan importantes para el desarrollo personal y social de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, durante todo el ciclo vital.

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies incluida en nuestro Aviso Legal

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar