Reflexión en el Grupo de Familias sobre cómo desarrollar una conducta Autodeterminada

 In Formación

Sin duda, las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, deberían ser las principales protagonistas de su vida. El papel de las familias para facilitar diferentes espacios con el objetivo de poner en práctica y desarrollar su autodeterminación es fundamental. Gracias a estos espacios educativos, las personas con discapacidad serán conscientes de sus puntos fuertes, y de aquellos aspectos en los que es necesario trabajar, pudiendo así apoyarse en unos, para practicar los otros hasta su dominio. Les permitirá desarrollar destrezas, tomar decisiones, resolver problemas, y un largo etc…

Por ello, para reflexionar sobre estos aspectos, el grupo de familias de la asociación Down León- Amidown- nos reunimos el miércoles día 25 de octubre en la sede, aportando cada uno/a nuestra perspectiva.

Por un lado, valoramos la información que encontramos en la literatura, como diferentes definiciones sobre qué es la autodeterminación, para llegar a conocer lo que se considera como los componentes básicos en los que centrarse para desarrollar una conducta autodeterminada.

 

 

imagen 1

 

El desarrollo de la autodeterminación está ligado al desarrollo de la autonomía personal, y ambos, son elementos principales para planificar y conseguir una conducta lo más independiente posible.

 

Cuando una persona con discapacidad intelectual, tiene la oportunidad de elegir, equivocarse, acertar, experimentar, etc… repercute de manera positiva sobre diferentes aspectos de su identidad como persona independiente y ubicada en un entorno social: su Entorno. Bien sea en la Asociación, en la Familia, en el Centro Escolar, en los espacios de Ocio inclusivo, en el trabajo… cuantos más contextos sociales tenga para experimentar, observar y aprender, su aprendizaje formal e informal sobre sus preferencias, habilidades de comunicación, autocontrol emocional, etc…será mayor. La práctica hace al experto. Esta práctica comienza a edades muy tempranas y se extenderá a lo largo de toda una vida.

 

 

imagen 2

 

Un aspecto clave del grupo de familias, además de revisar publicaciones y manuales sobre los diferentes temas que abordamos en las sesiones, es generar un espacio de reflexión grupal, que sirva de apoyo tanto a padres y madres con más experiencia en la educación y formación de sus hijos e hijas con diversidad funcional, como a padres y madres que se encuentran iniciando esta apasionante labor educativa. Ambas perspectivas se complementan, favoreciendo la experiencia de todas aquellas personas que participan en ello.

 

Algunas de las dificultades que encontramos a la hora de desarrollar una conducta autodeterminada son: la infantilización; la sobreprotección; y el miedo al riesgo. Por otro lado, y como fortaleza, está que cada actividad, situación o dinámica familiar es un momento perfecto para desarrollar una conducta autodeterminada.

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar