Ciudándonos para educar

 In campañas, Noticias

semanaSegún el semFYC (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) el autocuidado se ha convertido en la estrategia esencial en los modelos sanitarios más avanzados a causa del aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas y el envejecimiento de la población.

Tal es la importancia que está adquiriendo el autocuidado, que desde hace algunos años, se viene celebrando la semana del autocuidado en el mes de octubre.

El 70´9 % de las personas manifiestan tener una enfermedad crónica. Tan solo el 29´1 % de las personas consultadas al respecto, manifiesta no tener una enfermedad crónica.

Además, a la pregunta de ¿piensa que con un mayor autocuidado se podría evitar tener que consultar al médico/a o enfermera/o? el 85´9% responde con un Sí, frente al  No con un 14´10%.

Efectivamente, al hablar de autocuidado estamos hablando de cuidar nuestra salud en el sentido más amplio de la palabra.

Por ello, el pasado día 1 de marzo en el grupo de familias de Down León –Amidown- como padres y madres, guías en el proceso de desarrollo integral de las personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual afín, nos centramos en conocer diferentes aspectos facilitadores para “estar y sentirse bien”, sin olvidar que además, somos modelos de comportamiento y la importancia de establecer rutinas de autocuidado.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que “la salud es el estado de bienestar físico, mental, y social; y no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia”.

salud

Desde esta concepción, abordamos las tres dimensiones citadas de la salud. Exploramos la dimensión física como punto de partida del cuidado personal, que quizás sea la más conocida y es en la que se suelen centrar los y las profesionales de la sanidad.

Por ello, dedicamos especial interés a la dimensión psicológica, como elemento fundamental que nos permite articular y poner en conexión la dimensión física y la social, conociendo un poco más sobre cómo funciona el binomio mente-cuerpo.

Dentro de la dimensión psicológica aspectos como el estrés, la ansiedad, cómo elaboramos un sentimiento emocional y los pensamientos intrusivos que invaden nuestra mente,  influyen de manera determinante en cómo nos relacionamos con nosotros/as mismos/as y nuestro entorno. De ahí la importancia en conocerlos y saber cómo se desarrollan para afrontarlos de la manera más adecuada.

Desde esta perspectiva pues, entendemos la salud y el autocuidado de manera global, ya que nuestro estilo de vida: lo que comemos y lo que no, el tiempo que dedicamos al descanso, la intensidad con la vivimos y sentimos las actividades que realizamos a lo largo de día, nuestros hábitos de comportamiento y de pensamiento, y un largo etc… influirán en nuestro bienestar físico, mental, y social presente y futuro.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar